Proyecto: Plato fuerte.

Cliente: COMUNA - Un proyecto de Andrea Martínez  +  Rivero González.

Estatus del proyecto: Platos entregados y en uso.

Abril 2015.


Ilustraciónes: Ruth Aragón 


Para el diseño del plato se tomaron en consideración los siguientes factores:

* Platos artesanales, únicos, resaltando lo hecho a mano;

* Platos que acompañarán al resto de la vajilla COMUNA, siendo éstos destinados a servir en ellos los platos fuertes del restaurante;

* Características técnicas propias para restaurante, que incluye cerámica de alta temperatura para la resistencia al shock térmico;

* 30 cm de diámetro útil; y

* Más de 50 frases transferidas en ellos para integrar el humor y ambiente COMUNA concebidos por sus propietarias.


Para definir la forma se tomó en cuenta la evolución del plato (como medio para servir los alimentos) desde su origen hasta la actualidad.

Los platos más clásicos hacen énfasis en el labio. El labio -el borde o espacio que rodea a los platos, en la mayoría de los casos de medidas homogéneas- mediante la dimensión de sus proporciones sugiere y define el área útil del plato. Los platos actuales presentan una tendencia a enfatizar el área útil del plato, incluso a desaparecer por completo el labio, dejando una forma simple y directa sobre la manera en cómo debe utilizarse.

Por otro lado, teniendo como lineamientos la impresión de una frase al centro del plato, así como una área útil de 30 cm completamente redonda, se obtuvo un diseño imperfectamente redondo como área útil y un labio que tiene movimiento y se amplía en un sentido del plato, provocando así que cada plato pueda tener un acomodo particular en la mesa, además de apoyar al mesero en la transportación y entrega de platillos. El área útil de 30 cm es suficiente para que el Chef monte de forma libre y creativa los alimentos.

Considerado las distinas técnicas cerámicas para formar el plato, se decidió por la técnica de formación a través de placas. Las placas son planas, pueden moldearse de manera sencilla utilizando alguna guía y se pueden lograr amplias dimensiones de un mismo espesor. También aportan un sentido de 100% hecho a mano, pues cada placa y cada corte se hacen de manera individual. Al ser un trabajo 100% artesanal cada placa logra una sensación distinta. 

Cada plato tiene en su registro dedos, cortes y ajustes que se realizaron en el proceso de formación de ellos. 

El color del resultado final es propio de la pasta cerámica que se utiliza. Cada plato fue quemado en dos ocasiones logrando así un acabado final deseado para el concepto y destino en restaurante. El esmalte aplicado fue transparente, ayudando a definir cada frase en cada plato y permitiendo que el acabado final sea la evidencia de la textura de la cerámica creada durante el proceso.


Esta es la primera colaboración de Calixta con restaurante, diseñando y produciendo piezas de cerámica únicas para resaltar y valorar cada platillo preparado. 

El apoyo y visión de Andrea Martinez y María Rivero durante el proceso fue muy importante durante la producción ¡gracias!

Nada mejor que trabajar en un proyecto en el que no sólo esta el reto profesional, sino también están alineados los sueños y valores bajo los cuales se trabaja. 

Visita el blog para conocer la historia de este proyecto - ¡aquí!

 

Fotografía: Rodrigo Flores

 


Este pieza fue diseñado, desarrollado y producido en exclusiva para COMUNA.  Su reproducción no son parte de la colección CALIXTA.
Si tienes un restaurante y quieres el diseño de una vajilla o complementar tu elección de loza con piezas hechas con las manos ¡escríbenos! Nos encantara conocerte y diseñar algo para ti.