Estrenando...

Calixta cumplió formalmente 1 año este agosto.  Y con este agosto llegarón muchos cambios, ajustes, retos, motivaciones y descubrimientos. Aún estoy aprendiendo a darme cuenta que esa es la constante y abrazo lo nuevo por venir.

Algunos de los cambios fue el darme cuenta de otro lado de mi trabajo, un lado más lúdico, algo mágico, único y 100% sin expectativa.  Aunque todo mi trabajo tiene tintes de esto, estos dos pedidos me abrieron otro panorama. 

El primero de ellos, darme cuenta que mis gustos en frutas, ¡no se limitaron en salir en mi trabajo! Las fresas, las berries en general; son de mis frutas favoritas. Y aunque en mi mente esta taza sería completamente distinta; un poquito de calor y alguna reacción nueva del esmalte y voilá! Esta taza que tiene mucho de magia, de única, y otro tanto de cursi. 

 Imagen tomada por su dueña. Nydia González

Imagen tomada por su dueña. Nydia González

La dueña, Nydia, me reporta que tanto para comer nieve como un té le ha resultado muy cómoda, y no la ha parado de usar... ¡siento bonito!

Esther, otra amiga querida, también me puso a pensar en otras cosas: "Quiero un difusor, ¡ándale!, algo como esto - me mostró una imagen en su celular -  ¡pero hazlo como tu quieras!"

Su función es poder hacer limpiezas y purificar el espacio. Purificar es abrir nuevos caminos, me gusto el significado de este objeto. 

 Imagen y video tomados por su dueña, Esther Garza

Imagen y video tomados por su dueña, Esther Garza

Y así es como todos los días entro en contacto con personas y amigos que se convierten en clientes. Que me piden salirme de mi zona cómoda y me dan libertad. Feliz de formar parte de sus ambientes, rituales, momentos especiales y de su día a día... todo, a través de la cerámica.